8 feb. 2011

Aznar subordina la libertad del pueblo egipcio

No tenemos ningún derecho a inmiscuirnos en nada, que nadie se sienta intimidado,  pero llevamos más de un siglo haciendo lo contrario, y todo por intereses económicos, el crecimiento del primer mundo es en parte por ello. Hemos vivido mejor sin importarnos como nació el milagro.

Allí, el temor al miedo se ha perdido, ¿y a quién le sirve todo esto de ejemplo?, a algunos todavía se arrime al palo mayor, por si ven moros en la costa, no parece ser ese tipo de luchas, que alivio para ellos.¿acaso no tienen derecho a elegir su futuro ellos mismos?.

Llevamos más de 3 años de crisis en nuestro país, y no hemos aprendido nada. Todo se interrelaciona porque estamos globalizados, ser humilde es un concepto occidental ambiguo, no entra dentro de nuestros cánones, pero serlo puede que nos acerque a comprender solo un poco, como piensa toda esa gente en la plaza del Cairo.

Puede ser ejemplarizante para muchos, por lo visto lo que se está viviendo fluye sin la retorica occidental y el miedo a no preveer los acontecimientos, está poniendo nervioso a más de uno, ¿querrán lo mismo que nosotros? o ¿los tendremos de enemigos? Mientras no perdamos poder sobre ellos dirán algunos.

Me dan igual los aznaristas o los zapatistas, me da lo mismo toda esa espiral de opinión, eso es lo que quieren ellos, que entremos en debate y olvidemos la capacidad real de ser nosotros mismos, libres en el pensamiento y en la acción, sería hermoso por un momento sentir que la plaza del Cairo se viniese a vivir a mi país . Me encantaría estar allí para vivirlo.

No hay comentarios: