16 jun. 2011

Plaza Catalunya. La doctrina del nuevo líder.


Cuando el derecho del ser inalienable que quiere cambiarse a sí mismo, choca contra el muro de la indecencia, el político corrupto que ensancha su victoria de poder a costa de otros hombres, cayendo en lo más bajo de sus primigenios principios, enturbia con su eufemismo el axioma de la nobleza con mentiras, una vez ya ha conseguido el poder no tiene amigos, ni a nadie escucha.
Contra eso, tiremos el muro.

No hay comentarios: