14 ene. 2017

El carcelero y su deidad.

Cuando uno despierta de verdad, se siente solo, no es una conversión altruista cuasi cristiana, si no todo lo contrario, quieres romper con ese mundo, un mundo que te hizo preso sin apenas percibirlo, y cuando te has dado cuenta que has estado venerando al carcelero toda tu vida, más ganas te da de eliminarlo, ahí percibes que siempre has estado fuera de juego.... y no es cuestión de ser inadaptado, si no, de no quererlo ser nunca.