19 dic. 2015

Una luz en el espejo

El mar es un espejo

Una luz en el espejo me inclina a mirarte, y siento calor en el pecho, dolor, parecen tantas cosas.

He llegado a pensar, a creer que la soledad es más  fuerte cuando te reboza la tristeza, ni atisbas a saber por qué.

Nada mas amargo que lo que nunca has dejado de amar.
Ingrata es la existencia cuando languidece el olvido, cuando el pecado de ser fuerte te hace ser ajeno, distante.

A pesar de no creer en nada sigues amando, denotas que estas vivo, ¿cual razón de pesar encubre esta extraña proposición, esta ingrata emoción?

El mar se balancea como tributo de un escarnio, de un desliz apaciguado en la mente de un niño, y los recuerdos se han marchado a ultramar.

Mientras te sigo amando siento dolor en el alma, lo sé porque estoy aun vivo, y lo siento lo percibo, no te odio porque no se hacerlo, te amo y muero por eso, ¿ es amor acaso el sufrir ante esta imponderable sumisión ?

No hay comentarios: